JENARO PÉREZ VILLAAMIL y DUGET (Ferrol, 1807 – Madrid, 1854)

jenaropv.jpg
1. BIOGRAFÍA
Nacido en Ferrol en una familia de militares, con cinco anos era ya ayudante profesor de dibujo bajo las órdenes de su padre, tamén maestro. La familia se traslada a Madrid y allí se alista en el ejército liberal con 16 años. Destinado a tierras andaluzas, es herido y hecho prisionero de guerra en Cádiz, a partir de esto decide dedicarse a la pintura.
“Los ocios de la cautividad le permitieron entregarse al estudio de la pintura, animado por el célebre profesor don José García (…)”.

Pronto se hace famoso en el oficio artístico, llegando a tener encargos en Puerto Rico, a donde se traslada para trabajar. Será a su vuelta de América cando conozca al artista David Roberts en Sevilla, hecho por el que transformará su pintura hacia una concepción paisajista de corte romántico.
Retornado a Madrid, es nombrado Académico de Mérito de la Academia de Bellas Artes de San Fernando y se vincula con numerosas instituciones culturales. Su carrera artística irá en aumento, llegando a ser considerado el mejor paisajista de España.
En 1840 es nombrado pintor honorario de Cámara de la reina, cargo del que apenas puede disfrutar, pues se ve obligado a autoexiliarse por las críticas vertidas en su Diario contra el general Espartero, aunque oficialmente estuviese en París encargándose de la publicación España Artística y Monumental.

En Francia mantendrá relación con María Cristina de Borbón, también exiliada después de ser regente del reino, y con numerosas personalidades españolas del mundo de la cultura y de la política emigradas en Francia. En el país galo será reconocido artisticamente, al igual que en Bélgica y Holanda, pero su espíritu se ve invadido por la morriña, por lo que, tras la caída de Espartero en 1844, regresa a Madrid. En la capital es condecorado como Caballero de la Orden de Carlos III por la reina Isabel II, Caballero de la Orden de Leopoldo de Bélgica, Caballero de la Legión de Honor Francesa y Catedrático de Paisaje de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. De esa época europea, en la que representa lugares de Bélgica, son registros pictóricos como La catedral de Saint Jacques Le Mineur de Lieja, en lienzo y en papel; Interior de la catedral de Bruselas ou //Lieja. Puente de los Arcos//.
Regresará a Francia, donde el mismo Charles Baudelaire reconoce su don artístico, para acabar retornando definitivamente a España como profesor de paisaje de la Escuela Preparatoria de Ingenieros Civiles y Arquitectos. Muere en 1854 a causa de una enfermedad de pulmón.
2. OBRAS Y ESTILO ARTÍSTICO
Estilisticamente, la obra de Villaamil se desarrolla en dos etapas diferenciadas. La primera, prerromántica, entre 1823 a 1833, con una marcada escasez de obras; son óleos y acuarelas en las que se marca una clara tendencia a lo panorámico, a la representación de paisajes y edificios con aire local y sabor costumbrista. En las acuarelas, su única técnica se acercaba más al gouache, técnica que en estes años se cultivava en Europa ampliamente en la pintura de abanicos e papeles decorativos para estancias. Respecto a los óleos, existen claras influencias de la pintura flamenca del XVII o de la pintura francesa del último tercio del siglo XVIII por la técnica, iconografía y ambiente representado, //Interior de catedral//.
La segunda etapa, plenamente romántica, entre 1833 hasta su muerte en 1854, surgirá a su regreso a España en 1833, a raíz del encuentro con el pintor escocés David Roberts en Sevilla. Su pintura será más flexible, fluída, espontánea, sutil y con una paleta en tonalidades hasta ahora no vistas en su práctica. Se convierte en el hacedor dun paisajismo romántico, arqueológico y de trazos costumbristas. También tendrá conocimiento por medio del pintor escocés de las tan en voga en el momento láminas grabadas, en las que Villaamil expresó muchas de sus visiones panorámicas a pesar de nunca haber estado en Gran Bretaña.
Su romanticismo no tiene sello español, ni precedentes en nuestra arte pictórica. Se despega de lo hispano, buscando las raíces en el norte de Europa, por lo que la esencia emana del sentido romántico del alma anglosajona, como podemos ver en //Catedral//.
Su pintura, con formatos dirigidos a la clase burguesa ou a clientes nobres e de palacio, posúe unha técnica moi empastada con profusión de adornos, e un colorido cálido, creándose un ambente de soño e misterio.
Predominan los paisajes con motivos arquitectónicos y las vistas de interiores y exteriores de monumentos, generalmente medievales. Algúns son fantásticos, pero la mayoría responden a monumentos concretos, en los que la desproporción y el ambiente ponen el punto de fantasía romántica. Sus pinturas están pobladas de figuritas populares o de personajes de época. Sin embargo, todo lo que hay de ficticio en sus óleos, en las acuarelas, se convierte en pura conciencia natural.

Villaamil, que sepamos, nunca viajó a Oriente, ni siquiera a Marruecos, pero esto no impide que se le considere el introductor del paisajismo orientalista en la pintura española decimonónica. Su orientalismo es muy parecido al de David Roberts, donde se tocan un buen número de tópicos iconográficos como los paisajes orientales y el tema del desierto, mostrándolo como un gran espacio desolado de fondo, concediendo preeminencia a la representación de las ruinas del mundo de la antiguedad, e introduciendo personajes orientales, aludiendo a la nostalgia por las civilizaciones perdidas. Otros temas son la caravana discurriendo por el desierto, los zocos, la violencia en el castigo, la venganza o el tema histórico de carácter oriental. //Ruinas árabes en Humanejos// o //Torre de Santa María de Illescas// son ejemplos de este tipo de temática. Pese a su total interés por la temática del paisaje, esto no le impidió realizar obra retratística, como el retrato de //D. José Vilar//.
En relación con sus dibujos, destaca la publicación España Artística y Monumental, hecha a imitación de los libros de viajes ilustrados que el Romanticismo puso de moda. Bajo su dirección, varios colaboradores realizan este compendio que muestra una selección de lugares de España, ofreciendo una visión pintoresca de la España de su época, corriendo a cargo de la edición de tres tomos la casa Hausser de París en 1842. A su finalización, ni el propio Villamil quedó satisfecho del resultado final por las libres interpretaciones que los litográfos franceses hicieron de sus dibujos.
Pertenecen a este compedio ilustrativo, numerosos lienzos y dibujos realizados a lo largo de su viaje por la Península, durante a década de los años cuarenta, para el conocimiento de las regiones españolas, en las que se incluye Galicia. El museo cuenta con obras como: //Antigua iglesia de Almeiras// en Culleredo. Del ayuntamiento de A Capela: //Caabeiro// y //San Xoán de Caabeiro//. De Pontedeume: //Castillo D Andrade//, //Enorme Puente D Eume// y //Ría de Puente D Eume//. Además: //Portomarín//; //San Paio de Breixo//, //Soto de Cambre//, //Crucero de Lema// //y capilla de Don Sancho// y Priorato de Sta. María de Cambre, en Cambre. En este ayuntamiento es donde vivió el artista, por lo que también aprovechó para representar la casa donde se alojaba, en la parroquia de Cela: //Quinta de Villaamil en Cela//. Otras obras de esta serie de dibujos de paisajes gallegos son: A Graña y En A Graña, en Ferrol; //A Malla en Logos//. //Mariñán// en Bergondo; //LA marina. Puerto desde A Ponte Nova//, //Entrada de la ría de Betanzos// y //Santa María do Azougue//, en Betanzos; //Castillo de los Condes de Lemos//, en Chantada. //Mugardos//; //Ponte do Porco (El alpendre)// de Miño. //Ría de Ares//. //Santa María da Coruña. Puerta del Costado// de A Coruña; //Santiago del Burgo// de Culleredo.

En estas excursiones por nuestra geografía también realizó obra de corte etnográfico. Son apuntes relacionados con los trabajos de la vida cotidiana en las provincias gallegas, como //Escena de campesinos, carros e animais//, Escena con cabalerías, Soldado y dos campesinosy //Feria//.
Otra zona de España representada fue Asturias, a través de estudios sobre sus trajes regionales, como vemos en Estudio de traje regional y //Estudio de trajes asturianos//. También era de su interés la tradición religiosa de los pueblos y ciudades del Camino de Santiago, y de otras localidades históricas, de ahí la representación de lugares como //Claustro de Santa Engracia en Zaragoza//, //Costado de la Capilla Mayor de la Catedral de Toledo//, //Entrada del coro en la clausura del Monasterio das Huelgas de Burgos//, //En el monasterio de Benevívere// en Carrión de los Condes, Palencia; //Sepulcro del cardenal Mendoza en la catedral de Toledo// en Toledo, //El sepulcro del Infante D. Alonso en la Cartuja de Miraflores// en Sevilla.

Otro aspecto de su carrera artística es su labor de escenográfo y decorador, llevada a cabo en el Teatro Tapia de San Juán de Puerto Rico y el Teatro del Liceo Artístico y Literario Español, en sus inicios como artista. También destacó en la ilustración de libros y revistas, colaborando en el Semanario Pintoresco Español, en el Panorama matritense de Mesonero Romanos, o ilustrando las obras de José Zorrilla.
"Para comprender a Zorrilla pintando coa palabra, hai que ver os cadros de Villamil. Existe entre ambos unha exacta correspondencia” (Vegue y Goldoni)
Zorrilla, amigo íntimo del pintor, le dedicó en 1837 un poema titulado //La noche de invierno//.
Pintor: el viento se estrella Bramando en esa ventana; En pos de su airada huella La lluvia y la noche van; Prepara lienzo y pinceles, Yo escribiré tu pintura, Y conquistemos laureles Al través del huracán.
(...)

Se ven oscilar tus lienzos, Del crudo viento impelidos, Que por los vidrios hendidos Penetra inquieto hasta aquí. Esos retratos colgados, Que unos con otros se chocan, Son escudos conquistados Y blasones para ti.
(...)

3. BIBLIOGRAFÍA

AA. VV.
Óleos, acuarelas, dibujos, litografías.
Exposición Fundación Caixa Galicia, Santiago de Compostela, 1995

AA.VV.
Tres grandes pintores del paisaje decimonónico español : Jenaro Pérez Villaamil, Carlos de Haes, Aureliano de Beruete.
Exposición Centro Cultural del Conde Duque. Madrid, 1990

Arias Anglés, E.
El paisajista romántico Jenaro Pérez Villamil.
Centro de Estudios Históricos, Departamento de Hª del Arte Diego Velázquez. Madrid, 1986

Arias Anglés, E.
Jenaro Pérez Villaamil en Artistas galegos pintores (ata o romanticismo).
Nova Galega Edicións. Vigo, 1999 (pag. 324 – 363)

Arias Anglés, E.
Jenaro Pérez Villamil. Monografías de arte gallego.
Ed. Atlántico. A Coruña, 1980

Baudelaire, Ch.
Escrits sur lArt. Obras Completas
Edit. La Pleyade. París, 1971

Jenaro Pérez Villaamil (1807 – 1854). Dibujante: el viaje a Galicia de 1849.
Dirección General de Bellas Artes y Archivos. Museo de Bellas Artes de La Coruña. A Coruña, 1988

Seoane, L.
Jenaro Pérez Villaamil.
Ed. Galicia. Buenos Aires, 1954

4. RECURSOS EN LA WEB
PÉREZ VILLAAMIL EN EL MUSEO DEL PRADO

PÉREZ VILLAAMIL EN EL MUSEO DE BELAS ARTES DA CORUÑA

PÉREZ VILLAAMIL EN LA COLECCIÓN CAIXANOVA

PÉREZ VILLAAMIL EN VIDAS CONTADAS (RTVE)


Realizado por Patricia Pérez Dorado

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.