images.jpg



José Manuel Díaz Caneja (Palencia, 1905 - Madrid, 1988) comienza estudios de arquitectura en Madrid en 1923, preparando las clases de dibujo en el taller de Daniel Vázquez Díaz. Pronto decide dedicarse a la pintura. Pronto conoce a Benjamín Palencia y a Alberto Sánchez, los impulsores de la llamada Escuela Vallecana. En 1929 viaja a París donde el Cubismo se convierte en su principal influencia. Tras su regreso a España se traslada a Zaragoza, donde conparte taller con los pintores Manuel Corrales y González Bernal. Al año siguiente vuelve a Madrid y junto a Herrera Petere publica la revista de tintes anarquistas, surrealistas y dadaístas En España ya todo está preparado para que se enamoren los sacerdotes.






diaz-caneja-juan-manuel-1905-1-paisaje-1405929.jpg

Desde un viaje que realizó a París en 1929, el cubismo se convierte en el fundamento de su pintura. Después de la Guerra Civil se centra en los paisajes de Castilla como medio de evitar la censura. En la década de los 50 consolida la temática de los paisajes a través de la geometrización de todo el cuadro. En la década de los 60 su obra se internacionaliza y viaja a París, Lisboa, New Cork y a otros sitios. Durante los 70 y 80 insiste en la geometría y amplía la gama de colores con verdes, rosas y blancos. En sus últimas obras adquiere una dimensión impresionista.
Para más información: Fundación Díaz Caneja




Roberto García Nieto